Técnica creativa: Los opuestos

¿En qué consiste? En plantear lo contrario a lo que suele ser común, para de esa manera tener una idea completamente descabellada, fuera de lo normal, de la famosa caja y que puede servir como punto de partida para muchas otras ideas.

Técnica creativa: Los opuestos
Photo by Alice Yamamura / Unsplash

Hoy quiero compartirles una de las técnicas que más uso en mi proceso creativo, que he decidido llamar "los opuestos".

¿En qué consiste? En plantear lo contrario a lo que suele ser común, para de esa manera tener una idea completamente descabellada, fuera de lo normal, de la famosa caja y que puede servir como punto de partida para muchas otras ideas.

Vamos con algunos ejemplos:

Las pelotas de fútbol son redondas entonces... ¡Pelotas de fútbol cuadradas! Ahora, ¿se imaginan un comercial de Adidas donde pone a jugar a sus figuras como Messi, Zidane y Salah con esa pelota? Qué ocurrentes, mirá como Messi patea un tiro libre con la pelota cuadrada, cómo se les habrá ocurrido, y Zidane para un pase bombeado perfectamente apoyando una de sus caras en el pecho, qué creativos...

Las mujeres menstrúan, ¿pero qué pasaría si... ¡los hombres menstruasen!? Y ahí tenés un hermoso artículo sobre las diferencias entre hombres y mujeres, cómo sería si a ellos les pasara eso cada mes y no a nosotras, la forma en la cual se configuraría la sociedad, una gran idea, qué creativas...

Estos son casos muy directos, donde el opuesto es exactamente lo que estás buscando. Pero en muchos casos suele funcionar como disparador, como idea macro de la cual tomás algunas partes o te ayuda a abrir nuevas posibilidades en tu cabeza. Sobre todo es útil cuando hay una mesa creativa donde todos aportan, para sumar fácilmente caminos sin explorar.

Un ejemplo de esto puede ser el que pensó: la gente va a los supermercados, ¿qué pasaría sí... ¡el supermercado fuese a la gente!? Y como idea macro estaba genial, pero es imposible llevarle un supermercado a cada persona a su casa para que no tenga que ir, quizás lo que podemos hacer es llevarle los productos luego de que los elijan de forma virtual. Y así nacieron Cornershop y Rappi, qué creatives...

Ahora tienen una herramienta más en su arsenal creativo, guárdenlo cómo "Técnica Creativa #1: Los opuestos". Aunque si uso la técnica con el nombre, ¿debería llamarse "los iguales"? Qué bárbaro, qué creativo...